Un viaje, el mejor regalo para una persona

Dic 21, 2017 | Blog, TNV

Viaje es sinónimo de movimiento y movimiento es sinónimo de salud, de esta forma vamos considerando lo que significa un viaje para él beneficios de las personas. El gran escritor de viajes Pico Lyer dijo: “Viajar no se trata de dejar nuestros hogares, sino de dejar nuestros hábitos”.

El siete es el número de la plenitud, existen siete motivos para creer que el mejor regalo para una persona es un viaje, veamos:

Salud para la mente mente

La rutina que nos ha acompañado por años se puede estar ejecutando en “piloto automático”. Un viaje a un nuevo entorno atrapa una parte inactiva de la mente y vuelve a poner un movimiento una sinopsis.

Navegar por lugares desconocidos, leer y escuchar en idioma extranjero, tomar decisiones rápidas, elegir un nuevo horario para las comidas y también para dormir. A diferencia de estar en casa, toda la vista y lugares nuevos requerirán procesamientos mentales para más tarde recordarlos. Tu celebró será el primero darte la bienvenida a su entrenamiento.

Cambio de perspectiva

“Nadie regresa de un viaje como lo empezó”

Estar expuesto a nuevas culturas y personas cambiará enormemente tus paradigmas. El ver la realidad de otras personas en entornos desconocidos, y descubrir nuevas necesidades, te permite tener una mirada retrospectiva y considerar de una manera distinta lo que parecía obvio. En la práctica cuentas con una mirada más amplia para descubrir en entornos cotidianos nuevas perspectivas.

Oportunidad de probar cosas nuevas

“No sigas hacia dónde puede llevar el camino. Ve donde no hay camino y deja un rastro”

Un buceo en el Mediterráneo, un restaurante francés, un baile árabes , un café turco o una caminata por la Acrópolis en Grecia entre otras muchas cosas, amplía  tu capacidad de descubrimiento, te transforma en una persona con mucha más información y experiencial en temas de cultura en general. Fortalece tu auto estima y te da seguridad en futuras opiniones personales.

Conocer gente nueva

“Un viaje se mide mejor en amigos, no en millas”

En el camino siempre se encuentran personas más amigables, que en circunstancias normales cerca de casa. Al viajar se comparten experiencias, hablamos con otros de lo que más nos gusta, y siempre somos mejores oyentes. Dar consejos sobre lugares a donde ir y conocer gente de todas partes, te puede transformar en un Master en relaciones humanas.

Ver el  trato real

“Viajar es descubrir que todos están equivocado con respecto a otros países”

Hasta que visites un lugar y te formes tu propia opinión, tu compresión de aquel lugar sólo provienen de lo que te enseñaron en las escuelas, de la lectura de algún libro, o a través de un programa de la TV, lo que puede ser o no la verdad completa.

Haz todo lo posible para evitar crear un sesgo hacia el lugar de tu próximo viaje, cuidado con los filtros mentales antes de tu visita. Espera a que te formes tu propia opinión del lugar, permanece objetivo hasta que puedas tomar decisiones y dar a conocer tu propia opinión.

Ejercicio y sol

Siempre un viaje nos da la posibilidad de salir de excursión, claro está que aquello es mucho mejor que horas en el gimnasio transpirando a la luz de un fluorescente. Un viaje por una carretera en un país que comenzamos a conocer nos mantendrá mucho más activo que cualquier programa de ejercicios.

Un viaje aventurero o simplemente un viaje de placer, forman parte de las estadísticas  a favor de las tazas altas de esperanza de vida y las tazas bajas de obesidad en el mundo. Caminar dentro de un museo, recorrer una ciudad buscado sus puntos turísticos, seguir un tour en una zona determinada,  poner atención a un guía acreditado en una zona arqueológica, buscar los espacios para las mejores fotografías y un buen baño en la playa; es el mejor programa de salud para una vida sana.

Volver a casa renovado

Después de estar lejos de casa por un tiempo, y haber puesto freno a la rutina, el regreso de un viaje por un país distinto al de uno, y haber pasado por experiencias nuevas nos hace regresar con energía renovada. Nos proporciona la motivación para enfrentar cualquier nuevo desafío. Es como un nuevo comienzo, un verdadero reset, donde dejamos en el viaje todo lo que sobraba en nuestros pensamientos.

Alejarse por un tiempo del lugar donde tenemos nuestra rutina, mejora enormemente nuestra actitud productiva; que tengamos algunos mail acumulados con tareas pendientes, no llegan a afectarnos después de una experiencia de viaje a un país con otra lengua y cultura. En un viaje de esa naturaleza se pone en práctica el uso del estrés bueno, aventurero y pasajero.

Romper la monotonía por un tiempo a través de un viaje, es una manera excelente de reducir el estrés y darle a la vida una inyección de emoción  y buenos momentos. El mejor síntoma de que el viaje fue un remedio para el alma, es cuánto estamos contando los días para el próximo viaje.

Un viaje es salud para la mente, por lo tanto es salud para el cuerpo. El momento de planear el viaje, ya es un momento de felicidad, las emociones negativas comienzan a quedar de lado, no hay espacio para una depresión, nuestra experiencia se comienza a enriquecer. La ansiedad se transforma en placer y el espíritu se recrea. Una experiencia nueva en un entorno desconocido producirá más unión con nuestro compañero de viaje, lo conoceremos mejor y por consecuencia nuestra confianza aumentará.

Por muchas otras razones, el mejor regalo que nos podemos hacer es un viaje y ojalá a Grecia, la cuna del conocimiento.

No te conformes con leerlo ¡Vívelo!

Personaliza un tour privado incluyendo este destino y todos los que quieras.

Nuestros tours son personalizados por ti, para ti, y tus acompañantes. 100% privados y exclusivos, hecho a tu ritmo y medida. Solicita ahora un presupuesto y recibirás una propuesta de tour detallada para que no tengas de qué preocuparte más que disfrutar este fascinante país.

Conóce la Grecia auténtica con nosotros.

Planificar Tour Ahora

Pin It on Pinterest