El Ágora, política y filosofía

Jul 16, 2019Atenas, Blog, Grecia Continental

A mediados del siglo VI a. C.,  fue fundada en el noroeste de la Roca Sagrada de la Acrópolis, entre las colinas del Areópago y Kolonos Agoraios, el Ágora. Durante los siguientes cuatro siglos fue el centro de la ciudad durante las épocas Clásica y Helenística.  En él, se construyeron los más importantes edificios públicos y santuarios. Se desarrollaron actividades administrativas, políticas, judiciales, comerciales, sociales, culturales y religiosas.  La secuencia de las edades del Ágora reflejan el curso evolutivo del sistema democrático en los cinco siglos de existencia de la ciudad-Estado de Atenas.

Historia

Los primeros vestigios de un área habitada del Ágora se remontan al Neolítico, alrededor del año 3000 a. C. Hallazgos arqueológicos posteriores encontrados en fosas del lugar, atestiguan el poblamiento del lugar en las épocas Helenística o Micénica, 1550-1100 a. C., y la Edad del Hierro, 1.100-700 a. C. Las excavaciones arqueológicas sacaron a la luz un cementerio con bóvedas, tumbas y tolos fúnebres. Al mismo tiempo se descubre en el lugar un pequeño asentamiento de la época Geométrica.

Agora

 

En los años postreros al siglo VI a. C., el Estado transforma el lugar en un sitio público para adaptarse al entorno del mercado de la ciudad (Ágora). Aparece la Vía Panatenaica, la principal calle comercial. La Fuente del sudeste y el Altar de los 12 dioses, fueron las primeras construcciones. Edificios político-religiosos, situados a lo largo del lado oeste del Ágora, datan del año 520 a. C., en la época del tirano Peisistratos.  

Con el cambio al sistema democrático, en el año 508/7 a .C., comenzó  a darse un gran impulso a las construcciones en el Ágora. Se remplazaron antiguas construcciones, donde se encontraba el Bouleuterion, el lugar fue ocupado por el Metroón, un edificio situado en el lado oeste del Ágora que sirvió como santuario de la diosa Rea y después como archivo del Estado. Casas, estoas y edificios públicos fueron construidos junto a algunos templos. También se terminó con la demarcación del Ágora con hitos fronterizos (horos).

El saqueo del Ágora

El saqueo del Ágora por las tropas persas en el 480/479 a. C., convirtió muchos de sus edificios en ruinas, entre ellos el Templo de Apolos Patroos. A partir del siglo V. a. C., comenzó la ardua tarea de reconstrucción, que continuó con las construcciones durante el siglo IV a. C., en un período plenamente democrático de Atenas. En ese momento se construyeron la Stoa Pecile, el Tolos, el Nuevo Bouleuterion, el Stoa de Zeus Eleuterio, la Casa de la Moneda, los Tribunales, el Templo de Hefestión, el Templo de Apolo Patroou, la Fuente del Sur y otros.  La decadencia política de Atenas provocada por el ascenso de Alejandro Magno al reino de Macedonia fue seguida por la prosperidad cultural del siglo II a. C.  El Ágora ateniense recibió una nueva forma con la construcción de las tres estructuras estoicas principales: la Stoa Media, la Stoa Sur II  y la Stoa de Atalo, una donación del Rey de Pérgamo Atalo II a la cuna de la filosofía.

Agora

Un gran golpe al auge del Ágora lo provocó el saqueo de las tropas del dictador romano Sila en el año 86 a. C., como castigo porque los atenienses estaban del lado de Mitrídates el Grande, rey del Ponto y no de los romanos. A pesar de los desastres, la ciudad de Atenas experimentó un nuevo avance durante el Imperio de Octavio (27 a. C. – 14 d. C.)  y Adriano (76 d. C.- 138 d. C.). En la plaza central del Ágora, se construyó un Conservatorio para albergar los eventos musicales, también el Gimnasio, la Puerta Sur y el Templo del Sur para la adoración de la familia imperial, y el Templo de Aris.

Un espacio para la filosofía 

El Ágora fue un lugar importante para Atenas, los atenienses se reunían allí para discutir sus leyes y tomar decisiones para el futuro político de su ciudad. La oratoria y la retórica quedaba en manos de los que mejor dominaban el arte de persuadir. En aquel lugar se hace también su espacio la filosofía a través de su principal exponente de la época, Sócrates. Las diferentes escuelas filosóficas transitaron en el tiempo por los portales del Ágora. Le dieron a nuestra forma de pensar, unas bases imperecederas, nacidas en el seno de un grupo de amigos de la Sofía (sabiduría) que se oponía en aquellos tiempos a aquella democracia del Ágora, que dejaba el futuro de la ciudad en manos de sofisticados oradores y demagogos.

El lugar fue cambiando según pasaron los siglos, la nueva forma de pensar y la nuevas filosofías se encargaron de preparar a los ciudadanos para cada cambio que se avecinaba. Quizás la mejor señal de la forma de gobernar a través del Ágora la encontramos en la vida de Sócrates, donde el mismo sitio donde enseñaba, lo  termina sucumbiendo a través de un cruel juicio y condenándolo a la pena de muerte.

Hasta las reformas de Clístenes era el lugar de concentración de la Ekklesía (Asamblea).

El ágora ateniense se convirtió en una zona residencial durante las ocupación romana y bizantina. Lo cual se vio indiscutiblemente en las nuevas formas implantadas en cuanto al arte de discutir.

En el Ágora se terminan cambiando los templos politeístas por templos cristianos, el lugar de concentración de la Ekklesía (Asamblea), es remplazado por el, poder de la Iglesia. El Ágora tiene mucho más que contarnos a través de una visita con un guía especializado, o a través de nuestros Tours temáticos. 

No te conformes con leerlo ¡Vívelo!

Personaliza un tour privado incluyendo este destino y todos los que quieras.

Nuestros tours son personalizados por ti, para ti, y tus acompañantes. 100% privados y exclusivos, hecho a tu ritmo y medida. Solicita ahora un presupuesto y recibirás una propuesta de tour detallada para que no tengas de qué preocuparte más que disfrutar este fascinante país.

Conóce la Grecia auténtica con nosotros.

Planificar Tour Ahora

Pin It on Pinterest