Colinas alrededor de la Acrópolis, sus historias

Dic 6, 2017Atenas, Blog, Democracia

Las colinas alrededor de la Acrópolis las podemos ver apenas entramos a la Acrópolis, y antes de llegar  a los Propileos, (entrada principal),  al detenernos en una pequeña escala que hay bajo el pedestral de Agrippa, se pueden contemplar. Hacia el oeste se encuentra  la ladera de la roca sagrada y las ruinas del Ágora Antigua; también desde esa altura se divisa  el Teseión o Herfestión, un templo que se construyo  en el siglo V a. C.   más a la izquierda, el monte dedicado primero a las divinidades del mundo subterráneo, Aras, y más tarde al dios de la guerra, Ares, conocido como Areópago.

Sobre esa roca, que se conoce como la Roca Sagrada, se instituyó el primer tribunal de la historia, y en él, según la tradición ateniense, fue juzgado Orestes cuando mató a su madre Clitemnestra y a su amante Egisto; según sabemos a través de la Orestíada de Esquilo. En ese monte histórico fue donde también  pronunció su famoso discurso sobre el “dios desconocido”  el Apóstol Pablo.  A través de su trabajo misionero en Atenas,  convirtió al cristianismo al primer ateniense, Dionisio el Areopagita, que en la actualidad se considera santo patrón de la ciudad.

Al oeste de la Acrópolis, a unos 500 metros, hay tres colinas. la primera colina por la izquierda, el Museión, estaba dedicada a las Musas, protectora de las ciencias y de las Bellas Artes. Actualmente es conocida como la Colina de Filopapo, porque en su cima se encuentra la tumba que construyeron los atenienses en el siglo II para honrar a Cayo Julio Filopapo, soberano romano de Sira, gran admirador y benefactor de la ciudad de Atenas.

La segunda colina es la Fix, el lugar sagrado de la Asamblea del Pueblo, cuna de la democracia, donde por primera vez en la historia de la humanidad, conquistaron los ciudadanos el derecho al voto. Allí se reunían los ciudadanos de más de 30 años y tomaban sus decisiones, escuchando los inspirados discursos de Temístocles,  Arístides, Pericles y Demóstenes.

La tercera colina se llama la colina de las Musas debido al santuario con el mismo nombre que se alzó en ella. En 1842 el Barón Sina fundó en la cima el primer Observatorio de Atenas. Es un edificio simple en forma de cruz con antenas en los cuatro punto cardinales, en cuyo centro destaca una cúpula giratoria.

Desde cada una de estas colinas, podemos tener una vista hermosa de el Partenón desde diferentes perspectivas. Dependiendo del momento del día, los colores del mármol con el cual fue construido el Partenón cambian de  tonalidad, transformando el templo en algunos momentos del atardecer en un majestuoso edificio que pareciera de oro.

Una experiencia que se puede combinar con un tour por la ciudad a través de una visita guiada; y así  no perderse ningún detalle.

No te conformes con leerlo ¡Vívelo!

Visita éste y otros lugares más de Grecia con nosotros.

Nuestros tours son personalizados por ti, para ti, y tus acompañantes. 100% privados y exclusivos, hecho a tu ritmo y medida. Solicita ahora un presupuesto y recibirás una propuesta de tour detallada para que no tengas de qué preocuparte más que disfrutar este fascinante país.

Conóce la Grecia auténtica con nosotros.

Planificar Tour Ahora

Artículos relacionados

El ostracismo y la democracia de Atenas

El ostracismo y la democracia de Atenas

La palabra Ostracismo, Οστρακισμός, proviene de Οστρακόν que era parte de la base de un tipo de jarrón de terracota, y en ella los votantes escribían el nombre del ciudadano que debía de ser llevado a votación por Ostracismo, de ahí su nombre. El ostracismo se había...

Los romanos, la consecuencia de la Antigua Grecia

Los romanos, la consecuencia de la Antigua Grecia

La historia universal es como un gran libro con un principio. Por eso para conocerla mejor hay que empezar por el principio. Y para el Occidente el principio es Grecia. El Occidente sabe de esta parte de la historia gracias a Roma que se encargó se preservar todo...

Pin It on Pinterest