Los romanos, la consecuencia de la Antigua Grecia

Oct 10, 2019Blog

La historia universal es como un gran libro con un principio. Por eso para conocerla mejor hay que empezar por el principio. Y para el Occidente el principio es Grecia. El Occidente sabe de esta parte de la historia gracias a Roma que se encargó se preservar todo vestigio de la antigua cultura griega. Como pueblo más adelantado, Grecia ejerció sobre Roma una gran influencia, ésta conocía la brillante civilización helénica, y la codiciaba por años.  Los romanos hacían continuas visitas a diferentes polis helénicas y eran testigos y admiradores de su gran cultura.

La civilización romana surge como una comunidad muy pequeña y cuya actividad principal era la agricultura. Roma tiene fecha de fundación en el año 753 a. C. Sobre un lugar de paso llamado “Paso del Tiber”. La economía de Roma se basaba principalmente en la exportación de esclavos y en las riquezas agrónomas de sus provincias.

Roma era un lugar de paso y sus primeros pobladores venían de los montes albanos. Tras 200 años los romanos consiguen liberarse de los etruscos y poco a poco comienzan a expandir sus dominios, convirtiéndose en república primero y luego en imperio.

Antes de la fundación de Roma, Atenas ya era una ciudad de más de mil años de existencia. Posteriormente su legado en política, arquitectura, arte, medicina y en filosofía se convertiría en un modelo a seguir por los pueblos de sus alrededores. Sus estilos arquitectónicos deslumbraban a los visitantes de esas épocas. Mega construcciones e imponentes templos adornaban la belleza de una ciudad que emanaba una prosperidad a todas luces. La civilización helénica en el siglo VIII a.C. ya había conquistado parte del Mediterráneo y las costas del Mar Negro. Y en Esparta nacía la famosa Constitución de Licurgo, mientras que en la Península Ibérica todavía se vivía en la Edad de Hierro, algo así como una civilización Minoica más rudimentaria, pero 3000 años más tarde. 

Más adelante, los trabajos arquitectónicos de Ictinos y Calícrates, serán una obra maestra a imitar hasta en nuestros tiempos gracias a la dirección artística del gran maestro Fidias, en el Partenón de la Acrópolis de Atenas. Que junto con los escultores Mirón, Policletos y Praxiteles sentarán las bases del arte y marcarán el ritmo casi mil años después en el renacimiento por toda Europa.

La política de manos de Solón afianzaba un estilo de gobierno que pondría las bases a Clístenes para su reforma del siglo VI a.C. y que más tarde daría nacimiento a lo que hoy conocemos como democracia, algo parecido a la República de Roma pero directamente de la mayoría de la gente y no una Oligarquía como en realidad era la República de Roma. Aunque ya en la Ilíada de Homero unos doscientos años antes en el siglo VIII a.C., se menciona a Agamenón comparecer ante la asamblea de los guerreros aqueos antes de partir a Troya. Y en La Odiséa, menciona a Telémaco reuniendo al pueblo de Itaca antes de decidir partir en busca de su padre.

regalo

La filosofía de Sócrates en el siglo V a.C. se perfilaba como un estilo revolucionario para la época. La religión y la política serían sus primeros blancos, en un mundo politeísta hablaba de una fuerza monoteísta, y en la cuna de la democracia apuntaba a los peligros de esta a través de la amenaza del populismo y la demagogia. El destino de un estado no podía estar en manos de la elocuencia. El juicio a Sócrates entre otros dejó entre ver el funcionamiento de la justicia en Atenas basada en la democracia, las formas y su organización fueron las bases de un derecho canónico que más tarde adoptará la civilización occidental. Platón en el siglo IV a.C. funda su Academia, la conocida como primera universidad del mundo antiguo y donde los romanos más distinguidos acudían a estudiar y que ya muerto Platón y en habiendo sido Grecia conquistada por los romanos, la mantienen hasta el año 529 d.C.

Atenas fue una luz para el mundo por siglos, sin una Atenea, no existiría una Minerva, sin un Poseidón, no existiría un Neptuno, sin un Zeus no existiría un Júpiter, sin un Apolo no existiría un Febo, sin una Artemisa no existiría Diana. Atenas lo regala todo, la ciudad del conocimiento exporta sus artes a Roma.

Cuando los romanos entraron a Atenas no solo quedaron fascinados por la belleza de su arte, descubrieron también la riqueza de la lengua griega, un idioma según ellos concedido por los dioses para abrir el razonamiento. La cultura que comenzaban a percibir despertó el deseo de los más nobles de enviar a sus hijos a aprender aquel idioma, asistir a sus representaciones teatrales  y disfrutas de la música y su poesía.

Atenas no pone resistencia a la invasión romana, a no ser por unos pocos, sus dirigentes y políticos estaban concentrados en fortalecer los territorios de oriente conquistados por Alejandro Magno. Gran parte de los griegos ya se habían radicados en aquellos lejanos lugares exportando su ya mencionada cultura, y a la vez aprendiendo las ciencias que emanaban de Egipto. A través de los años en tiempos de paz, los viajes de griegos al oriente era algo común.

Después de la conquista romana sobre los griegos en la Batalla de Corinto en el año 146 a. C., ambos pueblos comienzan a convivir dando lugar a un gran emprendimiento del Imperio Romano, la sabiduría de los griegos con la fuerza romana, parecen dar a esta última las herramientas para consolidar un estado romano moderno para la época. Por otra parte la filosofía y la religión helénica fortalecen la espiritualidad del pueblo romano. Las procesiones de romanos a los distintos santuarios helénicos, especialmente a Delfos, deja en evidencia la aceptación de una idolatría a dioses griegos.

Una vez asimilada la cultura griega por Roma, que ya a esas alturas dominaba el Mediterráneo por la fuerza de las armas, comienza a emerger la potencia de su civilización por todos los rincones del mundo conocido. Después de un tiempo de bonanza, el siglo II d. C. pasa a ser el siglo de oro del Imperio Romano, algo parecido, a lo sucedido unos 800 años antes en el siglo V a. C., en Atenas. En Roma comienzan a construirse los acueductos, baños calientes, y grandes edificios públicos. Comienza una prosperidad económica, junto a un gran florecimiento cultural que el tiempo lo transforma en historia y que más tarde se mezclaría con el cristianismo dando paso al Imperio Bizantino.

Echa un vistazo a otras entradas del blog

No te conformes con leerlo ¡Vívelo!

Personaliza un tour privado incluyendo este destino y todos los que quieras.

Nuestros tours son personalizados por ti, para ti, y tus acompañantes. 100% privados y exclusivos, hecho a tu ritmo y medida. Solicita ahora un presupuesto y recibirás una propuesta de tour detallada para que no tengas de qué preocuparte más que disfrutar este fascinante país.

Conóce la Grecia auténtica con nosotros.

Planificar Tour Ahora

Pin It on Pinterest